Datos personales

Mi foto
Escribí Lo que cura es el vinculo / "Economia y Felicidad / y "Educar Sin Culpa". Esposo, Padre, Hijo, Amigo

jueves, 10 de agosto de 2017

¿Mandar o Liderar?



¿MANDAR o LIDERAR?

Nadie se va de las empresas o de tal empresa en particular. Nos vamos de un líder que no lidera o no sabe liderar. Me voy del otro; o lo que es peor, hay gente que no se puede ir, pero se queda de “cuerpo presente” con lo cual son muy difíciles de motivar y entusiasmar.
Si ud es líder no tiene nadie a su cargo, no carga con nadie, el líder inspira o asfixia no hay termino medio.
Ser líder es ser autor de tu propia vida, nadie la vive por ti, tu eliges , entonces nadie te manda aunque tengas un jefe , y si ud es el líder no manda a nadie.
Claves para liderar con autoridad, con una exigencia sana que implica ser autor de mi propia vida y no ser una víctima. En general en las organizaciones se pone mucho énfasis en ser líder, pero el líder no se hace solo, es decir, es líder o confirma su liderazgo si alguien lo sigue, lo imita y lo pone en ese lugar.
Un buen líder genera líderes, un mal líder genera seguidores. Como un buen padre, genera que seamos padres de nosotros mismos y no que quedemos siempre “ hijos” dependientes, sumisos, víctimas.
Trabajaremos tres ACTITUDES DEL BUEN LIDER: Optimismo, Sentido del Trabajo y Compromiso.-

Actitud: Ser Optimista
Nadie sigue a un triste. Cuando estamos en situación de liderazgo el optimismo es clave para sacar lo óptimo de nosotros y de nuestra gente. Como dice Savater: “Usted puede ser pesimista... pero en privado”.

Actitud: Sentido del trabajo
Sentido del trabajo: para qué trabajamos. El deber sin amor nos hace malhumorados. Encontrar el sentido de nuestra tarea nos permite saber que el trabajo nos trasciende a su vez que nos construye. Cuando no le encontramos sentido al trabajo caemos en el “burn out”, crece la impotencia, la rabia, el rencor, los reclamos, el “ cumplir”.

Actitud: Ser comprometido 
En esta llave abordaremos la idea de ser autor de mi propia vida. Todo líder tiene legitimidad frente a su auditorio cuando es autor y a su vez cuando genera líderes. Un buen líder genera líderes, un mal líder genera seguidores. Es como ser un padre; el objetivo es que mañana nuestros hijos sean padres de sí mismos. Si siempre tengo que preguntarle a papá qué hacer, quedo inmaduro emocionalmente, quedo esperando que me digan qué hacer, quedo reclamando o quejándome. 



Charlas Motivacionales y Talleres Empresas Agosto 2017








"¿Conseguía el trabajo, en el fondo, llenar sus vidas, se sentían realizados con lo que hacían o en realidad tenían la sensación de que algo o alguien estaba consumiendo su energía, absorbiendo de ellos lo mejor, privándolos del verdadero sentido de la vida?"

(SANDOR MARAI, “La mujer justa”)


 “ Liderazgo, Comunicación, Motivación y Trabajo en Equipo”

A modo de Presentación:
El trabajo es parte de nuestra vida, no es algo que ocurre durante un paréntesis, mientras esperamos vivir lo que realmente queremos vivir. Es la vida misma. La manera en que trabajamos y que construimos vínculos es muchas veces similar a la vida en familia. Como toda familia pasamos momentos malos, otros lindos, de festejo pero también se acumulan tensiones, malos entendidos, conflictos de autoridad y proyectos que soñamos y que nos animan a seguir. Todo esto lo vivimos en mayor o menor medida en nuestros grupos de trabajo, grupos humanos. Hay 4 temas que siempre nos piden a los profesionales que estamos investigando y trabajando en organizaciones, estos son: Comunicación, Liderazgo, Motivación y Trabajo en equipo.  En este ciclo de talleres a través de presentaciones orales, videos, textos de autores relevantes y dinámicas que incluyan el sentido del humor, los invitaremos a salir de la apatía cotidiana, a respirar, para poder oxigenar nuestros vínculos en el trabajo y en nuestra vida en general.


Taller 1) Liderazgo:
Nadie se va de las empresas o de tal empresa en particular. Nos vamos de un líder que no lidera o no sabe liderar. Me voy del otro; o lo que es peor, hay gente que no se puede ir, pero se queda de “cuerpo presente” con lo cual son muy difíciles de motivar y entusiasmar.
Si ud es líder no tiene nadie a su cargo, no carga con nadie, el líder inspira o asfixia no hay termino medio.
Ser líder es ser autor de tu propia vida, nadie la vive por ti, tu eliges , entonces nadie te manda aunque tengas un jefe , y si ud es el líder no manda a nadie.
Claves para liderar con autoridad, con una exigencia sana que implica ser autor de mi propia vida y no ser una víctima. En general en las organizaciones se pone mucho énfasis en ser líder, pero el líder no se hace solo, es decir, es líder o confirma su liderazgo si alguien lo sigue, lo imita y lo pone en ese lugar.
Un buen líder genera líderes, un mal líder genera seguidores. Como un buen padre, genera que seamos padres de nosotros mismos y no que quedemos siempre “ hijos” dependientes, sumisos, víctimas.
Trabajaremos tres ACTITUDES DEL BUEN LIDER: Optimismo, Sentido del Trabajo y Compromiso

Actitud: Ser Optimista
Nadie sigue a un triste. Cuando estamos en situación de liderazgo el optimismo es clave para sacar lo óptimo de nosotros y de nuestra gente. Como dice Savater: “Usted puede ser pesimista... pero en privado”.

Actitud: Sentido del trabajo
Sentido del trabajo: para qué trabajamos. El deber sin amor nos hace malhumorados. Encontrar el sentido de nuestra tarea nos permite saber que el trabajo nos trasciende a su vez que nos construye. Cuando no le encontramos sentido al trabajo caemos en el “burn out”, crece la impotencia, la rabia, el rencor, los reclamos, el “ cumplir”.

Actitud: Ser comprometido 
En esta llave abordaremos la idea de ser autor de mi propia vida. Todo líder tiene legitimidad frente a su auditorio cuando es autor y a su vez cuando genera líderes. Un buen líder genera líderes, un mal líder genera seguidores. Es como ser un padre; el objetivo es que mañana nuestros hijos sean padres de sí mismos. Si siempre tengo que preguntarle a papá qué hacer, quedo inmaduro emocionalmente, quedo esperando que me digan qué hacer, quedo reclamando o quejándome. 


viernes, 4 de agosto de 2017

Educar sin culpa :: actuado por alumnos del Santa Elena




En este video, el psic. Alejandro De Barbieri desarrolla los contenidos de su exitoso libro, y los alumnos de bachillerato artístico del Santa Elena los ejemplifican con breves escenas humorísticas. Un aporte de interés para docentes, padres y estudiantes.

    jueves, 3 de agosto de 2017

    Charlas y Talleres en Empresas Ago 2017







    "¿Conseguía el trabajo, en el fondo, llenar sus vidas, se sentían realizados con lo que hacían o en realidad tenían la sensación de que algo o alguien estaba consumiendo su energía, absorbiendo de ellos lo mejor, privándolos del verdadero sentido de la vida?"

    (SANDOR MARAI, “La mujer justa”)


     “Comunicación, Liderazgo, Motivación y Trabajo en Equipo”

    A modo de Presentación:
    El trabajo es parte de nuestra vida, no es algo que ocurre durante un paréntesis, mientras esperamos vivir lo que realmente queremos vivir. Es la vida misma. La manera en que trabajamos y que construimos vínculos es muchas veces similar a la vida en familia. Como toda familia pasamos momentos malos, otros lindos, de festejo pero también se acumulan tensiones, malos entendidos, conflictos de autoridad y proyectos que soñamos y que nos animan a seguir. Todo esto lo vivimos en mayor o menor medida en nuestros grupos de trabajo, grupos humanos. Hay 4 temas que siempre nos piden a los profesionales que estamos investigando y trabajando en organizaciones, estos son: Comunicación, Liderazgo, Motivación y Trabajo en equipo.  En este ciclo de talleres a través de presentaciones orales, videos, textos de autores relevantes y dinámicas que incluyan el sentido del humor, los invitaremos a salir de la apatía cotidiana, a respirar, para poder oxigenar nuestros vínculos en el trabajo y en nuestra vida en general.


    Taller 1) Liderazgo:
    Nadie se va de las empresas o de tal empresa en particular. Nos vamos de un líder que no lidera o no sabe liderar. Me voy del otro; o lo que es peor, hay gente que no se puede ir, pero se queda de “cuerpo presente” con lo cual son muy difíciles de motivar y entusiasmar.
    Si ud es líder no tiene nadie a su cargo, no carga con nadie, el líder inspira o asfixia no hay termino medio.
    Ser líder es ser autor de tu propia vida, nadie la vive por ti, tu eliges , entonces nadie te manda aunque tengas un jefe , y si ud es el líder no manda a nadie.
    Claves para liderar con autoridad, con una exigencia sana que implica ser autor de mi propia vida y no ser una víctima. En general en las organizaciones se pone mucho énfasis en ser líder, pero el líder no se hace solo, es decir, es líder o confirma su liderazgo si alguien lo sigue, lo imita y lo pone en ese lugar.
    Un buen líder genera líderes, un mal líder genera seguidores. Como un buen padre, genera que seamos padres de nosotros mismos y no que quedemos siempre “ hijos” dependientes, sumisos, víctimas.
    Trabajaremos tres ACTITUDES DEL BUEN LIDER: Optimismo, Sentido del Trabajo y Compromiso

    Actitud: Ser Optimista
    Nadie sigue a un triste. Cuando estamos en situación de liderazgo el optimismo es clave para sacar lo óptimo de nosotros y de nuestra gente. Como dice Savater: “Usted puede ser pesimista... pero en privado”.

    Actitud: Sentido del trabajo
    Sentido del trabajo: para qué trabajamos. El deber sin amor nos hace malhumorados. Encontrar el sentido de nuestra tarea nos permite saber que el trabajo nos trasciende a su vez que nos construye. Cuando no le encontramos sentido al trabajo caemos en el “burn out”, crece la impotencia, la rabia, el rencor, los reclamos, el “ cumplir”.

    Actitud: Ser comprometido 
    En esta llave abordaremos la idea de ser autor de mi propia vida. Todo líder tiene legitimidad frente a su auditorio cuando es autor y a su vez cuando genera líderes. Un buen líder genera líderes, un mal líder genera seguidores. Es como ser un padre; el objetivo es que mañana nuestros hijos sean padres de sí mismos. Si siempre tengo que preguntarle a papá qué hacer, quedo inmaduro emocionalmente, quedo esperando que me digan qué hacer, quedo reclamando o quejándome.