Datos personales

Mi foto
Escribí Lo que cura es el vinculo / "Economia y Felicidad / y "Educar Sin Culpa". Esposo, Padre, Hijo, Amigo

martes, 18 de abril de 2017

Existencias Inauténticas....




Heidegger se refiere a la existencia inauténtica a lo que antes se llamaba las “ habladurías” es decir, el chusmerío criollo, lo que “ se dice, se comenta”. Se dice que Fulano dejo con la mujer, se dice que la mujer lo engañaba con Mengano. Pero “ quien dice”, no nadie yo no, yo solo digo lo que dicen. Esa es la existencia inauténtica, digo lo que dicen, comento lo que comenta todo el mundo , con el consabido refugio en la masa que me da la despersonalización, la falta de responsabilidad individual de mis actos, y el cobijo  en ser nadie, o ser “ uno mas” que es lo mismo,  en decir lo que dicen todos, en tuitear y favear o “pafavear”, ya que estamos para crear neologismos. (Espero la academia me reconozca la autoría de esta pafaveada, Pafavear, dicese del que pafavea “fav” por doquier, o del que pavonea pabadas de turno en twitterland)

Heidegger afirmaba que el Dasein (la persona, ese “ ser-ahí”) si vive de esta manera, será dominado por la pasividad, condicionado por el afuera y las “habladurias” (pafaveadas de ahora en el cybermundo) . Esto lo llevaría a una vida incapaz de tener voz propia de decir una palabra nueva de tener su criterio, de salirse de la masa, de la manada para ser libre y responsable.

Por eso el sumergirse en el “ se”, (las habladurias, los chismes) queda preso de esa inautenticidad que termina haciendo vulnerable frente a las publicidades que lo aturden. El mundo de hoy aturde con estas novedades nuevas a cada minuto, que no nos da tiempo para pensar para reflexionar y para decidir antes de responder , si puedo responder, si vale la pena, si no empeora la cosa mi respuesta. 
Según Heidegger la publicidad logra que el Dasein inautentico , quede en la superficie de las cosas, viva la vida de otros, se preocupe por lo nuevo pero quedando siempre famélico de mas novedad, mendigos del “ me gusta” , mendigos o súbditos de los “ influencers” (¿se dice asi?) de turno. Avidez de novedad que cada novedad nueva no sacia. Tristes vidas anónimas que virtualmente claudican de su existencia responsable, entregando al “ gran hermano” el poder sobre sus vidas. ¿Como no va a seguir creciendo asi las cifras de depresión, de ansiedad, de vacío existencial?


Ultimamente me descubro diciendo en charlas o clases, una frase imponente de Wittgenstein “ El limite del lenguaje es el limite del mundo” Si mi lenguaje, vocabulario, expresión del alma, es limitado entonces el mundo que veo y que conozco será limitado. Mi existencia será limitada, si mi vida pasa por los titulares de prensa sin poder cuestionar, sin poder cuestionarme, entonces quedaré víctima o preso de lo que dicen los demas, de pensar lo mismo que todos, de vivir una existencia tibia o frágil y no propia. 

1 comentario:

  1. En los tiempos que vivimos es tan importante diferrnciar lo que es de lo que se dice que es.. hace mucha falta claridad!!!
    Sod un genio

    ResponderEliminar