Datos personales

Mi foto
Escribí Lo que cura es el vinculo / "Economia y Felicidad / y "Educar Sin Culpa". Esposo, Padre, Hijo, Amigo

lunes, 31 de marzo de 2014

Autopsia para vivir audacia para amar...

Divorcio en Buda (fragmento)
Autor : Sandor Marai


Imagínate que una persona a la que amas está gravemente enferma..., y la única forma de curarla es hacerle la autopsia mientras está viva, abrirla, analizar y experimentar con la materia viva, porque así a lo mejor encuentras el modo de salvarla... Me gustaría curar a Anna. Ella también lo sabe ya. Hay algo entre los dos que impide que ella esté totalmente conmigo. Su cuerpo es dócil, su alma está dispuesta a todo, y, sin embargo, se resiste a entregarme su secreto más profundo, su única propiedad privada, lo más importante para ella, un recuerdo, un deseo, algo, no sé. ¿Qué significa esa nimiedad comparada con la infinitud de una vida entera? La naturaleza trabaja con enorme derroche: sólo en el cerebro humano hay seiscientos mil millones de células. ¿Qué importa, pues, una sensación oculta, una emoción inconsciente? A veces me parece que no importa mucho. Y otras pienso que todo depende de eso. Por supuesto, no se puede vivir con esta tensión permanente. Intento servir a los demás, lo que para mí constituye el único sentido de la vida. Tengo que trabajar, cueste lo que cueste. Me hago la autopsia a mí mismo. Sin piedad. Me tumbo en la mesa del quirófano y examino todos mis sentimientos y mis recuerdos con la esperanza de que la culpa sea también mía, de que me haya equivocado, de que no haya amado a Anna, de que no la haya amado lo suficiente, de que no haya sido lo bastante hábil o astuto..., porque quizá necesitemos también astucia para el amor. "

Fobias espirituales: miedo al otro/a,

Este concepto de "fobias espirituales" es una concepción planteada por el Dr. Gabriel de Ortuzar (Dr en Psic, Univ del Salvador, Argentina) Agradezco a él la autorización para profundizar en esta aguda y real observación clinica.

Vivimos una época de miedo, o una época que da miedo. Nos da miedo vivir, miedo salir de casa, miedo llegar al trabajo, miedo al jefe,

Miedo a salir del trabajo, miedo a llegar a casa, a enfrentar a nuestra familia, o miedo porque llego a casa y estoy solo. Miedo a la soledad, al vacío, a encontrarme conmigo mismo.

Desde nuestro enfoque humanista existencial y siguiendo a diversos autores como May, Yalom, Frankl, abordaremos las nuevas fobias, las fobias espirituales:

el miedo a relacionarse, a establecer relaciones significativas, intimas, sostenibles y duraderas en el tiempo.

Proponemos como alternativa al miedo, fomentar nuestra relación terapéutica, favorecer el encuentro existencial, aumentar el grado de conexión

entre paciente y terapeuta. El objetivo es que el paciente se lleve un “nuevo modo de relacionarse”, un nuevo modo de enfrentar los miedos, de superar el miedo al otro, de confiar en el otro, de integrar al otro en su vida. Porque al decir de Mounier: “El camino más seguro, de mi mismo a mi mismo, pasa por el rodeo de la mirada del otro.”



domingo, 30 de marzo de 2014

Despertar deseos....

El profesor universitario 
"(...) El profesor tiene que despertar deseos, aunque no pueda satisfacerlos. Deseo de saber, sin duda; más aún: deseo de ver, mirar, de preguntarse, de quedarse perplejo, de moverse en un mundo mágico, que el joven casi siempre desconoce, y que el profesor descubre, entreabriendo una puerta, quizá sin atreverse a franquearla él mismo. Contagiar el pensamiento, pensando ante los estudiantes y con ellos, esa es la función primordial del profesor, la única que justifica su existencia. Si no, ¿para qué? Hay libros y ensayos y artículos y mapas y bancos de datos. Todo está mejor y más completo en ellos. Lo que no está, es el entusiasmo, el gusto por las cosas, esa fruición de que antes hablaba, la viva fruición por ese mundo extraño que se llama 'ideas', tan necesaria para que se realice con plenitud esa delicada y problemática función que es la vida universitaria; la cual requiere ser, antes que toda otra cosa, vida. 
Mi temor es que el tipo humano del profesor vaya siendo otro , más próximo al técnico al ejecutivo al funcionario (...)"..

Julián Marías.
(filósofo español · 1914 - 2005)

Semanario ABC. españa